El CSD suma apoyos para el PROAD

El Secretario de estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky firmó hoy un acuerdo con la Asociación de Centros Autónomos de Enseñanza Privada (ACADE) y 22 empresas privadas, a partir del cual éstas apoyarán el Programa de Atención al Deportista de Alto Nivel (PROAD).

Jaime Lissavetzky calificó hoy como “ambicioso” el PROAD, un proyecto pionero que arrancó este año y que tiene el objetivo orientar la formación y salidas laborales de los deportistas denominados de alto nivel (DAN) al término de sus carreras deportivas.

El PROAD, que este año se dirige a 600 deportistas, a falta de incorporar otros 100, cuenta con un presupuesto de 600.000 euros y nació de un convenio entre el CSD y el Colegio de Doctores en Ciencias Políticas y Sociología, firmado el pasado 17 de febrero.

“La colaboración entre el sector privado y el público es fundamental para llevar a cabo este proyecto y sin su ayuda no sería posible”, afirmó Lissavetzky para añadir: “les pedimos su ayuda para que los deportistas tengan un después al finalizar su carrera deportiva”.

El ex jugador de baloncesto y Presidente de la empresa ‘Makeatem’, una de las que ha firmado este convenio, indicó que esta unión entre una iniciativa pública y privada puede favorecer la aparición de caminos de formación para los deportistas.

Lissavetzky indicó que con el PROAD el servicio de atención al deportista ha cambiado ya que era el profesional el que se ponía en contacto con la organización para saber qué podía hacer a partir de su retirada siendo ahora al revés. “El 90% de los deportistas a los que llamamos quieren formar parte de este proyecto”, indicó Lissavetzky, así como el 61% de los que disfrutan de este programa ya han comenzado a estudiar.

La ex gimnasta rítmica y mensajera de la candidatura olímpica Madrid 2016 Almudena Cid presentó el acto y quiso agradecer la “sensibilidad” que muestran estas empresas al apoyar a los deportistas. “Cuando conocí este programa sentí ilusión y alivio”, dijo Cid. La ex gimnasta rítmica explicó que siente la necesidad de formarse a pesar de que al término de su carrera deportiva se incorporó con rapidez a diferentes trabajos.

Cid indicó que los deportistas no saben a dónde “agarrarse” para recibir esta formación y que esta ayuda va a “facilitar” que se les quite el “miedo” a retirarse. “El PROAD demuestra que no sólo importan nuestros resultados, sino que también importamos como personas”, añadió.

De los 600 deportistas que forman parte del PROAD, 223 son mujeres y 377 hombres. Lissavetzky explicó que este programa, además de ser “activo” e “integral”, es “paritario” por lo que se intenta que los beneficiados sean un 50% mujeres y el otro 50% hombres. Además, 27 deportistas de los 600 son discapacitados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *